¡¡V I V A  E S P A Ñ A  Y  S U  F I E S T A  N A C I O N A L !!
« »

martes, 16 de agosto de 2011

La casa de los Gallo:Fernando Gómez “El Gallo” y Gabriela Ortega

Artículo tomado de http://larazonincorporea.blogspot.com

La unión de torero y flamenca, ha sido tan frecuente como se piensa. Sin embargo, pocas parejas han sido origen de una dinastía tan fecunda como el caso de Fernando Gómez “El Gallo” y Gabriela Ortega Feria. Aunque la verdad es que ellos no inician una dinastía sino que la continúan.

Para mí los datos históricos tienen interés cuando los cuentan quienes los vivieron en primera persona. En este caso, quien nos cuenta cosas sobre estos dos personajes es su propio hijo Rafael (Rafael el Gallo) en una entrevista:
Fernando y Gabriela con sus hijos. Joselito en brazos de su madre
Mi madre se llamaba Gabriela Ortega. Era un poquito alta, más bien metida en carnes y con mucho carácter. Fue una mujer seria, de talento, que pasó a la historia como mujer y como madre. Hablaba de toros mejor que un hombre y eso que no fue a ninguna corrida; pero tuvo tres hijos toreros. Y su marido también lo fue, Fernando el Gallo, mi padre.

Aquí en Sevilla, la conoció mi padre. Ella bailaba y fue una bailaora muy buena. Mi padre la conoció en el café del Burrero, donde trabajó muy poco tiempo
El Cuco con el Cabo y Jaqueta
Mi madre era cuarterona. Porque mi abuela no era gitana. Mi abuelo, sí. Mi abuelo era gitano, hermano del célebre banderillero el Cuco [Francisco de Asís Ortega Díez], que estuvo colocado con el Tato y con Frascuelo. También tuvo otro hermano que se llamó Barrambín [Gabriel], banderillero de Cúchares, con quien murió en la Habana. Y otro, el tercero, el Lillo [Manuel], que fue banderillero de Cúchares. O sea, que en la dinastía de mi madre hubo tres toreros.
José el Gallo con unos amigos recreando una tertulia
El primer Gallo de la dinastía fue un hermano de mi padre que se llamaba José y que estuvo catorce años de banderillero con Lagartijo. MI padre fue Gallito Chico. [El nombre de Gallo] se lo pusieron a mi tío José porque cuando banderilleaba, daba saltitos. Daba unos saltitos así ¿ves? y la gente decía: “Parece un gallito cuando clava”. De ahí vino todo.
Fernando el Gallo
Mi padre Fernando el Gallo, de soltero vivía en la calle de Santas Justa y Rufina. Mi padre estuvo diez años en la actualidad del toreo con Frascuelo y Lagartijo. Fue veinticuatro años matador de toros y tomó la alternativa en Sevilla de manos de José Giraldez Jaqueta. Pero la perdió al meterse de banderillero con el Gordo. Después volvió a tomarla de manos de Bocanegra, en Sevilla también, con seis toros de Varela, que era una ganadería de las primitivas.

Fernando el Gallo en un quite recortando al toro
Mi padre toreó mucho en aquellos tiempos, porque llegó a torear ochenta y dos corridas de toros en aquella época, en que no había trenes, ni coches, ni nada. Mi padre toreó diez años en el abono de Madrid con Frascuelo y Lagartijo. Entonces llevaba a mi madre a la capital y volvía a Sevilla en septiembre.
Joselito entrando a matar con su hermano mayor, Fernando
bajo la atenta mirada de su padre

[Cuando se retiró] Él tenía una Escuela de Tauromaquia en la placita de toros de Gelves, chiquita, pero a la que no faltaba detalle. Por allí desfilaron todos los toreros modernos de aquella época: Montes, Reverte, Emilio Bomba, Chicuelo padre. Todos pasaron por allí cuando eran chiquillos aficionados. Mi padre ha sido el mejor aficionado que he conocido yo. Cuando decía que una cosa estaba bien o mal, explicaba el porqué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...